Reseña: El Chico de las estrellas de Chris Pueyo

martes, 27 de marzo de 2018

Título: El chico de las estrellas
Saga: -
Autor/a (es): Chris Pueyo
Editorial: Destino, Planeta de Libros
Páginas: 206
P.V.P: 12,95
Colaboración: -
Érase un niño que jamás vivió más de dos años seguidos en una misma casa, por lo que decidió pintar las paredes de todas sus habitaciones con estrellas. Su rechazo al colegio y una familia inusual le empujarán a emprender un viaje donde no todo serán constelaciones y pedirle deseos a la luna. Es hora de bajar al barro, equivocarse con una princesa y terminar encontrando un príncipe… ¿o no? 
Sus ansias de libertad, tres antídotos de supervivencia y unas botas plateadas le acompañarán por un mundo muerto donde los sueños llegan descalzos y despeinados a Ninguna Parte.

Tras un buen tiempo, aquí os vengo a traer la primera lectura (Que no fuera obligatoria) del año. Esta no tan solo me ha dejado ver la dificultad que tienen algunas personas para afrontar la vida, sino también, que sin quererlo, los propios humanos hundimos la vida de otros sin darnos cuenta, por el miedo de pedir perdón, o por propio orgullo. Esa y muchas más lecciones me ha dejado la novela de Chris Pueyo. Conocer al Chico de las Estrellas ha sido una de las maravillas del año, y ojalá, hubiera más personas con ese pasado tan duro, y con una gran vida por delante.

Antes de nada voy a darle gracias a mi compañera de clase y gran lectora Beatriz por haberme recomendado este libro, y hacer que empezara a leerlo en épocas de exámenes sin importar nada más. Aunque no me parecía apropiado, me hizo viajar, y durante el tiempo que lo leía, dejaba mi agobio de lado. ¡Muchas gracias, Bea!

Al principio no sabía muy bien por donde tirar. Hay dos tipos de narradores que en un primer momento, pensé que podría tratarse de un error del autor por la alternancia de personas, pero en realidad, estaba bien tal y como estaba. Encontraréis a un narrador que habla en dos voces, haciéndose pasar por otra persona, contando su vida desde la infancia, pasando por los peores momentos de la pubertad, hasta convertirse en la persona que fue al terminar de escribir el libro.

La parte que me gustaría destacar sin dudarlo, es la increíble pluma y color que tiene el autor para describir cada uno de los acontecimientos. No se fija solamente en los pensamientos del protagonista, de sí mismo, sino también en los hechos, sacando de estos algún tipo de aprendizaje sin contar que la experiencia fuese positiva o negativa. Siempre tenía palabras.

 Algo bastante sorprendente fue la edición del libro en sí: Letras azules, intercambio de fuentes, un capítulo con una mecanografía que, uno nunca pensaría verlo en su vida…¿No se podría ser más original? La forma tan poética de narrar cada una de sus situaciones, ha hecho de esta novela algo inolvidable, con frases que te marcan de por vida, y miles experiencias que nunca olvidarás.

Tratamos el tema del LGTB una vez más, demostrando al mundo que no es tan fácil como pa
rece ser. Este tipo de lecturas alegra mis días, ya que puede llegar a ser un gran paso a la normalización de estas parejas en países que aún no han sido aprobadas. Y un paso aún más grande para la literatura, la cual siempre ha visto de personajes protagonistas a parejas heterosexuales, rechazando una gran mayoría de veces encuentros de homosexuales.

 El Chico de las Estrellas desde muy joven ha sufrido. Con la persona más importante de su familia, con el maltrato sin rencor por parte de niños de su misma edad o incluso más jóvenes por su orientación sexual... Pero para él, esta no era la mayor lucha. Todo eso se quedaba en un plano secundario, si tenemos en cuenta que uno de sus primeros problemas fue el de ser gay. Para él lo era, y le costó mirarse al espejo y decírselo a sí mismo sin remordimientos, sin tristezas. Solo con orgullo. El viaje que realizó e hizo que sus dudas terminasen, le cambió la vida por completo.

 Él no es un personaje cualquiera. Para su edad incluso he de decir que es una persona madura, y con pensamientos que otros tardan en llegar a asumirlo. Tras experimentar las experiencias habituales, se dio cuenta una vez más de lo que realmente quería no era lo que todos querían. Él brillaba de una forma distinta, y cada una de las estrellas que tenía pintadas en su pared, hacían que esa constelación abriera una puerta para su mundo: Ese gran proceso de experimentación y aceptación de uno mismo.

Ha habido personajes con mucho peso en la historia: La Dama de Hierro, La Mujer que en vez de Respirar, Fuma, La Arquitecta de Sonrisas, El Chico más Guapo del Mundo, La Mujer de las Velas...Pero entre todos ellos, he de destacar a La Dama de Hierro. Como tal indica su nombre, es una persona que siempre sigue adelante pase lo que pase, que sus decisiones son firmes, y siempre aceptará lo que le venga por el camino. No son demasiados años que le espera a esta mujer, pero gracias a ella, nuestro personaje volvió a saber que es sentirse querido, tener una familia…

He llorado, reído, y más de una vez suspirado por las grandes palabras y apasionadas historias que el Chico de las Estrellas, o nuestro querido Peter Pan, nos cuenta. El aceptarse a uno mismo, y amarse, está como primera opción para hacer después lo mismo con los demás. Aquí tenemos a un gran ejemplo de ello, además de la gran superación. ¿Y tú? ¿Serás capaz de ello?



9 comentarios:

  1. Hola.
    Hace tiempo que conozco este libro y al autor pero aún no lo he leido.
    Muchas gracias por la reseña, me ha encantado.

    Nos vamos leyendo.
    ¿Mi tesoro? Libros

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    No lo he leído y por el momento no creo que lo haga.
    Me alegro que te haya gustado.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Bienvenida de nuevo!
    La verdad es que ya lo tengo en pendientes, así que espero que este año pueda leerlo.
    Besos<3

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! He leído reseñas bastante positivas de este libro pero la verdad es que a mí no me termina de convencer y no creo que lo lea. Un besote :)

    ResponderEliminar
  5. Soy fan hasta del autor pero aún así nunca lo he leído y mira que ganas no me faltan pero es que se acumulan los libros!! Un saludo

    ResponderEliminar
  6. ¡Hoooooola! Adoro como escribe Chris y sin duda es uno de mis autores preferidos a nivel nacional. Esta novela me conquistó por completo y recomiendo demasiado poemario Aquí dentro siempre llueve, es impresionante

    Un besote, nos leemos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! que bonita reseña, la verdad, se nota que le has puesto mucho empeño y esmero al hacer esta entrada.
    Aún no he leído a Chris y no es por falta de ganas, espero pode hacerlo antes de julio.
    Soy nueva por tu blog, te sigo y me quedo por aquí.

    ¡Nos leemos! <3

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! ^^
    Creo que al final le daré una oportunidad a este libro, y eso que al principio no me atrajo demasiado, porque los libros autobiográficos no me van mucho, pero este tiene muy buenas opiniones. Parece que es una gran historia, así que espero poder disfrutarlo tanto como tú.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Lo leí hace unos años y aunque a priori es bastante interesante, me pareció muy pretencioso y demasiado simple para toda la parafernalia con la que el autor lo rodea. No es un mal ejercicio, pero tampoco me entusiasmó demasiado.

    Un beso!!

    ResponderEliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS