Reseña: El peso específico del amor de Federica Bosco

11:30:00

Título: El peso específico del amor
Saga: -
Autor/a (es): Federica Bosco
Editorial: Umbriel, Ediciones Urano
Páginas: 384
P.V.P: 18,00
Colaboración: Ediciones Urano
Francesca es editora y adicta al trabajo; es la única parte de su vida que controla y que jamás la decepciona. El resto es una acumulación de catástrofes: un novio devoto, pero tan dinámico como un mueble; un jefe megalómano e ignorante llamado Mr. Big («No porque se parezca al tío bueno que se casó con Carrie Bradshaw, sino porque se apellida Bigazzi y posee un ego desmesurado»), que la esclaviza con la promesa de un ascenso; una amiga, Paola, que tiene que vérselas con un exmarido acosador; y una madre deprimida. Para combatir el insomnio que le produce todo esto, Francesca hace pasteles hasta caer rendida… ¡y eso que los odia! 
Siempre a merced de los delirios de su jefe y del estado de ánimo de autores egocéntricos y narcisistas, como el candidato al premio Strega, Leonardo Calamandrei, Francesca se enfrentará a las pruebas más absurdas en sus intentos de averiguar cuál es la sutil frontera que separa en el corazón el hábito, la infelicidad y la seguridad del amor más maravilloso e imprevisible. 


Primeramente he de darle las  gracias a la Editorial Urano por el envío del ejemplar.

Empecé con este libro hace bastante tiempo. Y al decir bastante, me refiero a cuatro meses, o incluso más. Fue el último libro que empecé a leer tras terminar las vacaciones de verano, y lo cogí con verdaderas ganas. Pero por circunstancias que ya muchos os podéis imaginar, tuve que dejarlo a parte. Y cuando lo cogía para leer, no podía ser durante un tiempo prolongado.
De todas formas, lo importante es que lo terminé antes de que finalizara este año, y os puedo contar la de maravillas que contiene.

Principalmente lo cogí porque su historia me llamaba la atención, y me recordaba a su vez a muchos otros libros que incluía esta trama principal, como pequeños pasatiempos. Como tal nos indica en la sinopsis, Francesca es la típica mujer que le gusta tener absolutamente todo controlado, en orden, incluso cuando lleva una vida aburrida. O mejor dicho, catastrófica. Tiene a un jefe ignorante, un novio devoto, y un trabajo que aunque le gusta, le estresa demasiado.

Hablando de la historia en sí, me gustó bastante los giros de la trama, el espacio, y sobre todo lo bien estructurados que estaban los personajes. Normalmente, siempre se suele caracterizar a los principales, y de los demás, dejar alguna característica física o emocional que nos deje recordarlo por si acaso llegue a tener otra aparición más adelante.

En este caso, podemos observar que Francesca, la voz principal y portadora de todo tipo de problemas que os podéis imaginar, la podéis imaginar más o menos como vosotros queráis. Tiene muy pocas, por no decir casi ninguna característica física de este personaje. En cambio, pudimos profundizar durante todo el libro en sus pensamientos. Me gustó bastante que estuviera tan adentrada en el mundo de la literatura, siempre citando citas, usando una increíble cualidad en de recursos estilísticos al hablar...Y gracias a esos detalles, se puede sentir con más seguridad, o al menos, llegar a pensar, lo que significa ese puesto de trabajo para ella.

Por otro lado, y totalmente opuesto está Leonardo Calamandrei. Uno de los mejores escritores, y que tras un gran intento, el Sr. Biggazzi consiguió tenerlo para su editorial. Siendo sinceros, él fue lo mejor de toda la historia.Arrogante, perverso, frío, ignorante, liberal...Pero también risueño, empático en situaciones, y generoso. Una gran mezcla de personalidades en tan solo un cuerpo. ¿Y cómo ha salido ese experimento?

A pesar de su gran talento para la escritura, y su edad treintañera, no hubo momento en el que alguien no consiguiera caer en sus redes. Palabras, acciones, tenía todo en sus manos.

Eso no quiere decir que todo lo que hiciera estuviera bien, sino ya os diría que el lado sería el opuesto. Tal vez tenga esa persuasión que nos haga pensar las cosas dos veces, pero en él noté un toque bastante machista sobre un tema. Como tal dice el título del libro, estamos viendo situaciones en el que amor pesa tanto, que nos deja sin fuerzas. ¿Y por qué es así? Nosotros los seres humanos tendemos a sujetarnos a algo sólido cuando nos ocurren  episodios en la vida que duelen, y quieras o no admitirlo, no quieres dejar de pensar en ello. Eso es otra cosa que nos tortura, y nos lleva a peores estados. Quieres olvidarte de lo sucedido, pero te niegas a hacerlo. Eres capaz incluso de mentirte a ti mismo diciendo que fuiste el culpable, el que causó esa situación simplemente para no enfrentar el error cometido.
Calamandrei, seguía la regla de que las mujeres nos gusta ser las primeras en todo en una vida de un hombre, que queremos ser las únicas en sus vidas, y que necesitamos lo eterno, y lo seguro.
Y mi pregunta es, ¿Quién no piensa así? Tal vez no al pie de la letra de esas palabras, pero esas son las claves de la vida en sí. Tanto para un hombre, como para una mujer. Si te gusta esa persona que está a tu lado, ¿No es normal que quieras ser lo suficiente para ella?

Resultado de imagen de el peso especifico del amor libro instagram
Pero esa no fue la parte que digamos que me dieron ganas de tirarme por la borda. Lo más insultante, o no, fue decir que no conseguimos tener un momento de lo pillo, y me voy.
No porque seamos mujeres, y a algunas nos gusten las cursiladas, no tiene nada que ver con nuestras ganas de ir a conquistar a cualquier persona que nos llame la atención. O dicho de una forma más directa: También tenemos necesidades. Estén mejor vistas o menos, ya es cosa de la sociedad y el mundo que no madura con el paso de los tiempos.
Este personaje incita mucho en este tipo de cosas durante toda la novela. Y al final, todo lo bueno que comienza rápido, con la misma rapidez y estupidez del propietario se va.

Edoardo, el gran amor de Fran, era todo lo contrario de este personaje mencionado anteriormente. Pero incluso los que son perfectos, tienen sus defectos. Tal vez no se detecte con tanta facilidad, pero eso es porque ellos, al querer ser tan perfectos, ya se están matando a sí mismos. El peso que uno tiene que soportar para seguir como siempre, esa presión propiamente del individuo, es su peor enemigo, y a la misma vez, su mayor defecto.
Por lo cual, no existe la perfección. Existe el querer de la necesidad de complacer a uno mismo, y a los demás. Sin importar las consecuencias que te pasen a ti.

También tuvimos personajes como Paola, la gran amiga de Francesca que pasó por un muy mal momento con su ex-marido. Y Alessandro, genio de la Informática, y un imán para las mujeres. Lo peor, es que ambos, tuvieron grandes decepciones que juntos más Francesca, llegaron a crear grandes ilusiones. Tras una caída, viene una subida. Hay que tenerlo en cuenta.

Dentro de la esta historia principal, también tenemos pequeños variantes que llenaron mis ojos de lágrimas. Me gustaría hablar de ello, pero ya sería introducirme demasiado en el libro, y terminar contandoos más de lo esperado.

Para finalizar, voy a concluir recomendando esta gran experiencia a todas las personas que se hayan sentido perdidas, o incluso únicas al tener situaciones excepcionales refirientes al amor. Si te decepcionan, lo harán con dureza. Pero de ahí, tú te levantarás con grandeza.


You Might Also Like

1 comentarios

  1. Gracias por la reseña, aunque no creo que lo lea nunca, ya que no me llama para nada.
    Un saludo :D

    ResponderEliminar